Protección contra moscas
¿Las moscas sólo molestan?

¿No hace falta protegerse? ¿Las moscas sólo molestan?

Cuando pensamos en moscas, normalmente tenemos presentes las habituales moscas domésticas. Vuelan de un lado para otro, produciendo su característico zumbido e interesándose por nuestra comida. Pero las moscas pueden ser mucho más peligrosas.
 
Moscas negras – Un riesgo para las personas y los animales

Ofrecemos protección: Moscas negras – Un riesgo para las personas y los animales

Hay moscas que pican de una forma similar a la de los mosquitos. Por ejemplo, las moscas negras son pequeñas, pero su picadura es muy dolorosa, tanto para nosotros como para los animales. Estas minimoscas pueden aparecer a centenares proporcionando picaduras que escuecen y persisten durante varios días. Sus picaduras penetran en la piel pudiendo causar reacciones alérgicas e incluso fiebre, náuseas y dermatitis ("fiebre de la mosca negra“). No obstante, éste no es el peor escenario posible. Las moscas negras infectaron en África a 18 millones de personas con la “oncocercosis (ceguera de los ríos)”, una enfermedad causada por un parásito. 
La mosca negra desempeña su molesta actividad desde la mañana hasta la noche en las proximidades de los ríos. Lleve ropa con colores claros, porque estas moscas se sienten muy atraídas por los colores oscuros. 
En el año 1975, el Prof. Dr. Friedrich Kuhlow demostró que IR3535 puede proteger a las personas contra las moscas negras. Hizo pruebas con IR3535 al 25% en una solución alcohólica y obtuvo como resultado que los voluntarios quedaban protegidos al 98,6% durante 5 horas.

 
Moscas de la arena – Pequeñas pero peligrosas | Fuente: Public Health Image Library (PHIL), ID# 10277 | Foto: James Gathany

Moscas de la arena – Pequeñas pero peligrosas

Otra mosca peligrosa es la mosca de la arena. Esta pequeña mosca de patas largas pica con mayor frecuencia por la tarde avanzada y en las primeras horas de la noche. Su cabello aceitoso proporciona a esta mosca un aspecto blanquecino cuando es iluminada („asa branca“). Además de la posibilidad de provocar reacciones alérgicas e inflamaciones alrededor del área afectada, en muchas partes del mundo las moscas de la arena también transmiten fiebre, Bartonelosis y Leishmaniasis. En este caso, la protección consiste igualmente en el uso de ropa adecuada y repelentes de insectos.

La efectividad de IR3535® contra la mosca de la arena